Apagón por un mundo mejor

Fueron 150 países y 7.000 ciudades las que se adhirieron a la campaña La Hora del Planeta, organizada por el World Wildlife Fund (WWF). Unos 60 minutos a oscuras con el objetivo de concientizar sobre el cambio climático. Dentro de ese contexto, edificios emblemáticos de todo el mundo apagaron sus luces para sumarse a la iniciativa que comenzó en 2007.

60

El Kremlin de Moscú, la Torre Eiffel en París, la Puerta de Alcalá en Madrid, el Partenón de Grecia y las Cataratas del Niágara fueron algunos de los monumentos arquitectónico y lugares simbólicos del mundo que quedaron a oscuras en adhesión a la propuesta ambiental. Incluso el Vaticano cortó el suministro de energía para apoyar la campaña promovida por el Fondo Mundial para la Naturaleza.

fot1

La participación en Argentina no fue menor, pues formaron parte de la Hora del Planeta, 24 municipios. El teatro Colón, en Buenos Aires, y el Monumento a la Bandera, en Rosario, protagonizaron también esta Hora del Planeta.

Samoa fue el país que dio el puntapié inicial, luego continuaron naciones de Asia, Europa, Africa y América, y culminó en las Islas Cook, un archipiélago ubicado en el océano Pacífico Sur entre Hawaii y Nueva Zelanda. En este recorrido solidario por nuestro planeta Tierra, participaron por primera vez: Túnez, Galápagos, Ruanda, Surinam y la Guyana Francesa.

fot2

Esta edición superó los números de 2012, cuando participaron 6.400 ciudades. La idea del WWF es que año tras año más países, ciudades, empresas, organismos y particulares se incorporen a este sencillo pero ejemplificador acto que busca generar conciencia sobre la realidad del planeta y la necesidad imperiosa de hacer algo por él en forma urgente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *