La Planta de General Motors en Rosario obtuvo la certificación de la Norma ISO 50.001

El complejo automotor de General Motors ubicado en Alvear, Rosario, provincia de Santa Fe, alcanzó un nuevo hito en su meta de convertirse en un polo industrial sustentable en la Argentina. Además de haber alcanzado la categoría Landfill Free (Libre de Residuos) en 2011, en abril de este año obtuvo la certificación de la Norma ISO 50.001 en materia de gestión energética.

Planta General Motors

La Norma ISO 50001 representa lo último en cuanto a mejores prácticas internacionales en gestión de la energía, basándose en las normas nacionales y regionales existentes para optimizar el cuidado de los recursos energéticos.

El objetivo es optimizar el rendimiento energético de las organizaciones a fin de mejorar y hacer más eficientes sus procesos en esta materia. Certificarse en ISO 50.001 significa contemplar al uso racional de energía y por ende la reducción de gases de efecto invernadero, como otra variable a tener en cuenta en las decisiones de negocio. “Estamos muy orgullosos de convertirnos en el primer parque industrial de la Argentina en obtenerlo y por ser la primera planta GM de todo el continente americano en lograr la certificación de esta norma, ya que refleja nuestro esfuerzo y el de nuestra compañía por tener los procesos más sustentables de la industria para contribuir con el cuidado del planeta”, comentó Isela Costantini, Presidente y Directora ejecutiva de GM Argentina, Uruguay y Paraguay.

A partir de la presentación oficial de la Norma ISO 50001 que se realizó el 17 de junio de 2011 en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra (CICG), los equipos de WFG, Medio Ambiente y Manufactura pusieron manos a la obra para adecuar los procesos y establecer el nuevo sistema de gestión en el complejo automotor que fabrica autos Chevrolet en el país.
En diciembre de 2012 se realizó la pre-auditoría para evaluar el funcionamiento de los procesos y finalmente, la primera semana de marzo de 2013, Bureau Veritas realizó la auditoría final, certificando que se cumplían con todos los requisitos solicitados por la Norma. “Estamos muy conformes con los estándares de gestión de la energía de General Motors. Se auditaron los procesos de las 5 plantas que integran este Complejo Industrial y fue muy satisfactorio para Bureau Veritas Certification poder verificar el cumplimiento de los requisitos de la norma para que nuestro equipo auditor pudiera recomendar la certificación de GMA – Planta Rosario según la ISO 50.001”, mencionó el ingeniero Gustavo Nudel, Director de certificación de Bureau Veritas Certification Argentina. Para obtener esta certificación, GM Argentina realizó cursos de la norma para entrenar a 20 auditores internos con más de 20 horas por persona, estableciendo así la base para capacitar en aula al 70% de los empleados del complejo sobre la concientización de los cuidados de los recursos energéticos a partir de la implementación de la Norma en el ámbito de trabajo y fuera del mismo. Esta capacitación incluyó también a todos los empleados contratistas y proveedores externos que trabajan diariamente en la planta.
Obtener este certificado nos permite contar con un sistema muy robusto de gerenciamiento para obtener los máximos resultados con el menor uso de energía, permitiendo además una búsqueda permanente de la mejora continua”, aseguró Fernando Cesaratto, Gerente de WFG en GM Argentina. Este logro confirma el compromiso de GM con el cuidado del medio ambiente y con su meta de diseñar, fabricar y vender los mejores vehículos del mundo de una forma sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *