Toyota presentó su nuevo Reporte de Sustentabilidad 2014

Toyota presentó su doceava edición del Reporte de Sustentabilidad que resume el desempeño ambiental, social y económico de la empresa durante el año 2014. Es el sexto Reporte realizado bajo a los lineamientos G4 del Global Reporting Initiave (GRI)y verificado externamente con PwC Argentina, reportando más de 20 indicadores de desempeño económico, ambiental, de derechos humanos, trabajo, sociedad y responsabilidad de producto, alcanzó un nivel B+.

Este reporte refleja las acciones y programas que la automotriz japonesa realiza en materia de responsabilidad social y sustentabilidad sobre sus tres ejes de acción: educación para la empleabilidad, ambiente y seguridad vial, bajo las plataformas de trabajo en equipo, mejora continua y respeto por las personas.

Eduardo Kronberg, gerente de Responsabilidad Social de Toyota Argentina declaró: “Estamos muy contentos de presentar el 12° Reporte de Gestión de Toyota. Su éxito tiene que ver con la gestión sustentable que planteamos desde Toyota donde se han realizado programas teniendo en cuenta el ambiente, la seguridad vial y la educación, consolidando el desarrollo de la compañía sobre la base del trabajo en equipo y el respeto por las personas. Bajo la filosofía Kaizen, día a día trabajamos desde Toyota para la mejora de la productividad y la eficiencia en los procesos, en búsqueda de competitividad y mejoras ambientales”.

La información incluida en la presente edición surge del aporte de más de 50 colaboradores que se desempeñan en 13 áreas y 19 departamentos de la compañía e incluye actividades desarrolladas por la casa matriz, Toyota Motor Corporation, con impacto en las operaciones a nivel local.

Desde el inicio de sus operaciones en 1997, Toyota Argentina experimentó un crecimiento sostenido en sus niveles de producción, inversión y empleo, como también en su relación con la comunidad. En el período reportado, se invirtió en la comunidad un 24% más respecto del período anterior y hubo un incremento del 8% en puestos de trabajo. A su vez, hubo una reducción sostenida en el uso de los recursos necesarios para producir un vehículo, mientras que el 100% de los residuos generados son tratados, el 90% es reciclado y se destinaron $16,3 millones a inversiones en proyectos ambientales.

La empresa también reafirma su compromiso con la calidad, la mejora continua y el respeto por las personas y el ambiente, a través de la generación de relaciones a largo plazo con su cadena de valor, trabajando en conjunto con proveedores y concesionarios, a fin de garantizar la calidad de sus productos y servicios. A su vez la compañía se sumó al Programa Valor, RSE + Competitividad, impulsado por la AMIA, el BID y el FOMIN que tiene como objetivo incrementar la competitividad de las PYMEs argentinas y difundir las prácticas de RSE en aquellas que formen parte de la cadena de valor de grandes empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *